Pautas para Comentarios

Dejar un comentario en un blog es como entrar en la casa de otra persona y hacer parte de una coversación en ese lugar. Tal como en la vida real, hay gente con la que es un placer conversar y otra con la que no. Los buenos comentarios en un blog aportan a la discusión y se reconocen como informados, informativos, amistosos e interesados en el desarrollo de la conversación. Para construir un mejor capital social y cultural en la red, al comentar, tenga en cuenta las siguentes pautas:

  • No cambie el tema. La idea es abrir un espacio para la opinión, basado en el tema de la entrada.
  • Contribuya a la discusión con nueva información. No tiene sentido repetir lo mismo que ya se ha dicho antes. Trate de leer la cadena de comentarios, antes de publicar.
  • No comente sólo por comentar o por dejar señas de un link a su página personal.
  • Sepa cuando comentar y cuando enviar un email. Si la conversación es personal y está fuera del contexto de la entrada, envíe un correo electrónico.
  • Recuerde que a nadie le gusta la compañia de un “sabelotodo.” Los comentarios deben ser reflexivos e informados, pero la condescencia intelectual no es una actitud adecuada. Cuando disienta, o trate de corregir algún otro comentario, hágalo de una manera respetuosa y amigable.
  • Deje el tono de su mensaje claro. Nadie puede oír el tono de su voz o ver su expresión facial. El sarcasmo y las exageraciones pueden ser tomadas equivocadamente. Recuerde que las comillas o un paréntesis pueden cambiar el sentido de una frase, completamente. Use emoticons o información adicional para comunicar el espíritu de su mensaje.
  • Sea dueño de su comentario. El anonimato, aunque a veces necesario, puede ser visto como cobardía. Construya su identidad y sea dueño de sus palabras, incluyendo su nombre real.
  • Sea breve. Los comentarios extremadamente largos son cátedras. Trate de ir al grano.
  • Cite sus fuentes o referencie las líneas específicas. Si va a hacer un comentario sobre un punto particular de la entrada, copie la línea específica antes de dar su opinión. Si va a referenciar algo que se encuentra en alguna otra parte, provea el link.
  • Sea cortés. Cuando se trata de opinar, lo más probable es que alguna posición le provoque reacciones involuntarias. De todas forrmas, los ataques personales son inaceptables, inútiles y degradan la conversación. Resista el impulso, sea respetuoso y  trate de ser lo más obejtivo posible.
  • No comente cuando esté molesto, borracho o muy suceptible. No hay manera de que usted tenga control de un comentario, después de haberlo publicado; quedará instantáneamente abierto al público. Si siente que está escribiendo con rabia, deténgase y serénese. Escriba después, cuando esté más tranquilo.

 Del artículo “Geek to Live: Lifehacker’s Guide to Weblog Comments”por Gina Trapani.

Adaptado al Español por antropoLOGIKA.