Ojo Al Sancocho

Festival de Cine Comunitario y Alternativo Ojo al Sancocho

Lo que le falta a Colombia más que un ‘mito fundacional’ es un relato nacional

Daniel Pecaut

La paz no se negocia; la paz se construye a través de acciones concretas en las que todos y cada uno de los involucrados tenga la posibilidad de contarse a sí mismo. Contar es escuchar, observar, decir y preguntar. “Los conflictos, las guerras y la reconciliación están hechas de historias” (Franco, Nieto & Rincón, 2010), de relatos que permiten que ese otro diferente a mí exprese su pensar, su vivir y su sentir. Contar también posibilita la identificación del sujeto con el territorio: ese lugar físico en donde todas las personas tienen la posibilidad de desarrollarse como ciudadanos.

Este es el eje central de la muestra audiovisual que se “cuenta” por estos días en Bogotá. El V Festival Internacional de Cine y Video Alternativo y Comunitario: Ojo al Sancocho tiene como epicentro a Ciudad Bolívar, uno de los lugares estigmatizados y apartados, ideológicamente, de la capital colombiana. La idea de realizar la muestra en esta “sub-ciudad” es más que lógica: visibilizar el lugar más diverso, en cuanto al tejido social, que existe en Colombia. En Ciudad Bolivar se encuentran personas procedentes de todos los rincones del país. Ya sea por desplazamiento, violencia, búsqueda de mejores oportunidades, o por azar, Ciudad Bolívar concentra nichos humanos, representantes de todas las regiones del país.

Ojo al Sancocho es una propuesta osada que busca fomentar y compartir diferentes experiencias de ciudadanía, materializadas en trabajos audiovisuales. El festival incluye iniciativas alternativas, comunitarias e independientes, en donde se refleje que la ciudadanía es un ejercicio, una construcción diaria que se ejerce en la medida en que las personas -y las comunidades- tengan la posibilidad de construirla. La ciudadanía no es un derecho. Ser ciudadano implica un proceso de reflexión colectiva en donde los actores tengan la posibilidad de intervenir en sus comunidades. Son en estos lugares en donde los medios audiovisuales son utilizados como una herramienta para convertir a los sujetos en ciudadanos.

Las narrativas que se exponen en el festival son relatos de vida en los que las comunidades expresan lo que quieren contar y no lo que las instituciones quieren escuchar. Esto no implica que las muestras audiovisuales se opongan a las instituciones establecidas. Lo que las películas transmiten son maneras de aproximarse al mundo y de dar soluciones prácticas a problemas locales. Por ejemplo, la serie Telgordo muestra a niños y jóvenes apropiando los medios, contando historias que reflejan su manera de vivir y de expresar el lugar en donde viven. En 8 episodios, de 15 minutos c/u, reflejan el crecimiento de la EAIBA (Escuela Audiovisual Infantil de Belén de los Andaquíes). En sus casi siete años de existencia, ha formado a jóvenes capaces de producir y reproducir sus propias historias, de contar sus propios cuentos, de materializar sus propias experiencias, mientras enseñan a los más jóvenes que es posible convertirse en ciudadanos con una cámara y una historia para contar.

“Contar es tanto narrar historias como ser tenido en cuenta por otros”. Con esto, Jesús Martín-Barbero hace referencia a la polisemia en español: Contar y Contar.  La narrativa es valiosa en cuanto da cuenta de lo que somos y nos posiciona en un lugar en el que es posible ser tenido en cuenta. Ojo al Sancocho es un lugar de socialización de las narraciones. Un lugar que aporta su granito de arena en la formación de ciudadanos, aportando así su acción concreta en la búsqueda de la paz. El festival es de todos y la entrada es gratuita, lo que lo convierte en un lugar que democratiza, en cierta medida, a un lugar que hace rato se quedó por fuera de las discusiones de política nacional.

Espacios como estos florecen rápido y se marchitan pronto. Por esta razón es necesario difundir y apoyar el esfuerzo de todas las “cabezas” de quienes han logrado que el festival esté en su quinta versión, en años consecutivos. Los medios no son de unos pocos; los medios son de quienes se apropian de ellos y logran integrar sus historias para que sean compartidas y difundidas entre sus semejantes.

Vínculos de interés:

www.ojoalsancocho.org (Información general y programación del festival)

__________________________

Referencias

Franco, N., Nieto, P., & Rincón, O. (Eds.). (2010). Tácticas y Estrategias para Contar. Historias de la gente sobre el conflicto y la reconciliación en Colombia. Bogotá: Centro de Competencia en Comunicación para América Larina Friedrich Ebert Stiftung.
Martín-Barbero, J. (2001). Colombia. Ausencia de relato y desubicaciones de lo popular. Cátedra de políticas culturales del Ministerio de Cultura. Presented at the Imaginarios de nación. Pensar en medio de la tormenta, Cuadernos de Nación, Bogotá. Retrieved from http://es.scribd.com/doc/6313562/Colombia-Ausencia-de-relato-y-desubicaciones- de-lo-popular
Anuncios

Expresa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s